Connect with us

Política

Asonada militar en Bolivia fracasa

Medios de comunicación locales reportaban la llegada de un convoy a las inmediaciones de la plaza Murillo, que procedió a bloquear el acceso civil a la plaza más importante de La Paz

Por Aporrea – Agencias

Foto Agencias

Un intento golpista en Bolivia este miércoles. Las tanquetas blindadas que resguardaban la Plaza Murillo de La Paz empezaron a desalojar el lugar, después de que una de estas cruzó a la fuerza las puertas de la Casa Grande del Pueblo, sede del Gobierno boliviano.

Allí un grupo de militares, comandados por el ahora destituido comandante general del Ejército Juan José Zúñiga, irrumpió en las instalaciones por unos minutos para encarar al presidente Luis Arce, quien les ordenó retirarse.

«Repliegue todas estas fuerzas, es una orden», le gritó Arce a Zúñiga durante un corto careo, después de que el ahora excomandante de las Fuerzas Armadas bolivianas declaró que las movilizaciones militares que lideraba tenían el objetivo de efectuar «cambios en el gabinete del Gobierno».

Luis Arce, quien había protagonizado una alocución más temprano en donde denunció un «intento de golpe de Estado» y llamó a la movilización popular para «defender la democracia», juramentó en directo a una nueva cúpula militar, nombrando a José Wilson Sánchez Velásquez como el nuevo jefe del Ejército boliviano, quien ordenó el regreso inmediato de los soldados implicados a sus cuarteles.

La asonada terminó tan solo unas horas después de iniciar, sin víctimas mortales ni enfrentamientos armados. La Fiscalía boliviana emitió una orden de aprehensión en contra de Zúñiga, quien fue capturado a las afueras de la sede del Estado Mayor del país, junto con el grupo de soldados que lo acompañaron en la sublevación.

El ministro de Justicia boliviano, Iván Lima Magne, anunció a través de sus redes sociales que el Gobierno buscará una pena de hasta 20 años de cárcel para Zúñiga, acusándolo de «haber atentado contra la democracia y la Constitución».

LA CORTA HISTORIA DE UN GOLPE DE ESTADO

Alrededor de las 15:00 (hora local), medios de comunicación locales reportaban la llegada de un convoy a las inmediaciones de la plaza Murillo, que procedió a bloquear el acceso civil a la plaza más importante de La Paz.

En medio de la amenaza militar, Luis Arce emitió un breve mensaje televisado desde la sede gubernamental, donde confirmó que las movilizaciones de un sector castrense se trataban de un «intento de golpe de Estado».

«Hoy el país se enfrenta a un intento de golpe de Estado. Hoy el país se enfrenta una vez más a intereses para que la democracia en Bolivia se vea truncada», mencionó Arce durante su alocución, rodeado de miembros de su gabinete y otros actores gubernamentales de alto nivel.

Liderados por el comandante Zúñiga, que amenazó al Gobierno de Luis Arce con «reestructurar la verdadera democracia», los militares comenzaron a dispersarse a los alrededores de la plaza, llegando a utilizar una tanqueta para romper una de las puertas del Palacio Quemado, sede del Poder Ejecutivo.

“Una élite se ha hecho cargo del país, vándalos que han destruido al país. Las Fuerzas Armadas pretenden reestructurar la democracia, que sea una verdadera democracia, no de unos dueños que ya están 30 y 40 años en el poder”, expresó Zúñiga ante medios locales, quien agregó que tenían la intención de liberar inmediatamente a los «presos políticos del gobierno», entre ellos la expresidenta interina Jeanine Añez o el exgobernador de Santa Cruz Luis Fernando Camacho.

Tras el careo entre Arce y Zúñiga, donde el presidente ordenó la retirada de los militares, el mandatario salió al aire de nueva cuenta para anunciar el nombramiento de nuevos altos militares, declarando a José Wilson Sánchez Velásquez como el nuevo comandante general de las Fuerzas Armadas, cargo que le había sido retirado a Zúñiga el martes 25 de junio, después de que lanzara comentarios amenazantes ante la posibilidad de un nuevo Gobierno del expresidente Evo Morales.

«En mi condición de comandante general del Ejército, y en representación de los tres comandantes de fuerza, pido, ordeno, dispongo que todo el personal que se encuentra movilizado en las calles, debe retornar a sus unidades», expresó el recién nombrado Sánchez Velásquez minutos después de tomar juramento como jefe del Ejército boliviano.

La comunidad internacional condenó al unísono la asonada golpista. Los Gobiernos de México, Brasil, Colombia, Venezuela y Panamá fueron algunos de los vecinos regionales de Bolivia que expresaron públicamente su rechazo ante la movilización militar, así como su respaldo irrestricto al Gobierno de Luis Arce.

Por su parte, el Gobierno estadounidense declaró que se encontraban vigilando la situación «muy de cerca», además de hacer un llamado a «la calma y a la moderación», reseñó Aporrea.

Tras momentos de incertidumbre en los que los militares no se movían de sus posiciones en la Plaza Murillo, pero tampoco actuaban contra edificios gubernamentales ni contra civiles, el presidente volvió a comparecer públicamente para llamar a la calma popular tras la insurrección, ahora aparentemente fallida, en contra de su Gobierno, afirmando que aplacaría los «apetitos inconstitucionales» de los «malos militares».

«Aquí estamos, todo el gobierno nacional, con todos sus ministros y ministras firmes con nuestro vicepresidente, firmes aquí en Casa Grande para enfrentar todo intento golpista, todo intento que atente a nuestra democracia», mencionó el mandatario, en medio de gritos de «Lucho estamos contigo» vocalizados por los miembros del gabinete que lo acompañaban durante su mensaje.

Finalmente, medios locales comenzaron a reportar la retirada paulatina de los soldados de la Plaza Murillo, así como la toma del control por parte de elementos de la Policía. Después, la Fiscalía anunció la emisión de una orden de captura en contra del comandante Zúñiga, así como el inicio de un proceso penal para juzgarlo por sus actos rebeldes.

COMANDANTE GOLPISTA APUNTA A ARCE COMO EL RESPONSABLE DE LAS MOVILIZACIONES

Juan José Zúñiga fue aprehendido por las autoridades la noche del miércoles a la salida de una reunión en las inmediaciones de la sede del Estado Mayor boliviano. Ante las cámaras de los medios que esperaban su captura, Zúñiga expresó que la operación golpista fue una idea del presidente boliviano para «levantar su popularidad».

El presidente [Luis Arce] me dijo: ‘la situación está muy jodida, muy crítica. Entonces es necesario preparar algo para levantar mi popularidad’. ¿Sacamos los blindados? Le pregunté, y me dijo: ‘saca'», dijo el comandante insurrecto para los periodistas que reportaron su captura.

Zúñiga y su grupo militar fueron arrestados y llevados en vehículos de la Policía boliviana, rumbo a la sede de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen, donde estarán recluidos esperando sus juicios.

Las palabras de Zúñiga han sido recibidas con sorpresa por un sector del panorama político boliviano. La diputada opositora Luisa Nayar Sosa calificó los sucesos como un «show político», recapitulando los hechos como una «farsa» cuadrada entre el presidente Arce y un «general insano».

«¡Qué vergüenza internacional! ¡Qué locura la de estos dementes! ¡En manos de quiénes estamos, Dios mío! … ¡Pobre Bolivia!», mencionó la diputada a través de su cuenta de X.

Por su parte, el expresidente de Bolivia Evo Morales denunció a través de su cuenta en X que se gestaba un “golpe de Estado” en el país después que se conoció un despliegue “irregular” de tanques y militares fuertemente armados frente a la sede de Gobierno en la ciudad de La Paz.

También convocó a una “movilización nacional para defender la Democracia” y acusó al ahora destituido comandante general del Ejército de Bolivia Juan José Zuñiga de estar a la cabeza de la operación militar.

Nación

Maduro: «Estamos trabajando para acabar con lo que quedó del Tren de Aragua»

Maduro –candidato oficialista a las presidenciales del 28 de julio– aseguró que el país registra avances en la lucha contra las bandas criminales

Por Agencias

Foto Minci

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este martes que el país trabaja para «acabar con lo que quedó» de la organización criminal transnacional Tren de Aragua, recogieron agencias internacionales.

«Venezuela acabó con el Tren de Aragua y ahora estamos trabajando para acabar con lo que quedó del Tren de Aragua», dijo el gobernante durante un acto de graduación y ascensos de agentes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), transmitido por el canal estatal VTV.

Maduro –candidato oficialista a las presidenciales del 28 de julio– aseguró que el país registra avances en la lucha contra las bandas criminales y en el proceso de pacificación de ciudades y pueblos, lo que convierte a Venezuela –opinó– en un «ejemplo en el mundo» en materia de seguridad ciudadana.

«Los tiempos que vienen para el pueblo, para la policía y para la seguridad y la paz de Venezuela son tiempos bendecidos, son tiempos milagrosos, son tiempos mejores, son tiempos grandes», expresó.

El viernes advirtió a las bandas criminales que «o se van del país o serán neutralizadas», a fin de tener la seguridad ciudadana de «mayor excelencia» de Latinoamérica, aunque también celebró que se materializara la extradición, desde España, de un hermano de Héctor Guerrero –alias el Niño Guerrero–, jefe del Tren de Aragua.

El mismo día, el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Remigio Ceballos, indicó que el país solicitó la extradición de una treintena de presuntos delincuentes que se encuentran presos en varias naciones, cuyas respuestas al respecto se desconocen.

Continue Reading

Política

Brasil censura la “masacre interminable” de Israel en Gaza

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva reaccionó el domingo al reciente ataque israelí contra el campamento de desplazados de Al-Mawasi

Por Agencias – Arrea

Foto Agencias

Brasil condena el ataque israelí al campo de desplazados de Al-Mawasi y pide una acción global para detener “las masacres de Israel en la Franja de Gaza”.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, reaccionó el domingo al reciente ataque israelí contra el campamento de desplazados de Al-Mawasi, en Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza, que dejó más de 90 víctimas mortales y casi 300 heridos en tiendas que albergaban niños, ancianos, mujeres.

“Los recientes bombardeos en la Franja de Gaza, que costaron la vida a cientos de personas inocentes, son inaceptables”, afirmó en un comunicado emitido en la red social X.

Para Lula, es “espantoso” que el pueblo palestino siga siendo castigado colectivamente, incluso en zonas humanitarias delimitadas que deberían ser protegidas.

“Nosotros, los líderes políticos del mundo democrático, no podemos permanecer en silencio ante esta masacre sin fin. El alto el fuego y la paz en la región deben ser prioridades en la agenda internacional”, agregó.

Brasil retiró a su embajador en Israel en mayo por las acciones de Israel en la Franja de Gaza, que considera un genocidio contra el pueblo palestino.

A principios de mayo, el Gobierno de Colombia anunció la ruptura de las relaciones con Israel y catalogó de genocida al gabinete israelí, presidido por el premier Benjamín Netanyahu.

Continue Reading

Mundo

Donald Trump cree estar vivo de milagro

El expresidente de EE.UU. se encontraba dando un mitin en Butler (Pensilvania) el sábado cuando fue alcanzado por una bala en la oreja derecha

Por EFE

Foto EFE

El expresidente estadounidense Donald Trump cree haber vivido un milagro tras el atentado con el que pretendieron acabar con su vida en un mitin el pasado sábado en Pensilvania, recoge EFE.

«El médico del hospital dijo que nunca había visto algo así, lo llamó un milagro», explicó Trump, con parte de su cabeza aún vendada por las heridas recibidas tras el atentado y en declaraciones a The New York Post.

Un Donald Trump agradecido y a veces desafiante dijo al diario que “se supone que debería estar muerto” al recordar el momento en el que su atacante le disparó en el mitin de la campaña republicana.

El diario neoyorquino compartió la “experiencia muy surrealista” que casi acaba con su vida durante una entrevista a bordo de su avión privado camino a Milwaukee, donde este lunes se inicia la Convención Nacional Republicana que le confirmará como candidato presidencial.

«Se supone que no debería estar aquí, se supone que debería estar muerto», insistió Trump al periodista del Post.

Trump se encontraba dando un mitin en Butler (Pensilvania) el sábado cuando fue alcanzado por una bala en la oreja derecha. Una persona murió, dos resultaron heridas y el agresor, que disparó desde fuera del recinto, fue abatido por la policía.

El FBI confirmó que el autor del atentado, Thomas Crooks, de 20 años, actuó solo y disparó al exmandatario desde la azotea de un tejado y usando un fusil AR-15 que había sido comprado legalmente por su padre.

Crooks, que fue abatido por agentes del Servicio Secreto solo segundos después de abrir fuego contra Trump, estaba registrado como votante del Partido Republicano.

Sin embargo, registros electorales muestran que alguien con su nombre y dirección hizo en 2021 una donación de 15 dólares al Proyecto de Participación Progresista, una organización demócrata.

Continue Reading

Lo más visto