Connect with us

Salud

Alimentos ultraprocesados están vinculados al aumento de ansiedad y depresión

Un informe publicado en 2023 reveló que un 17 % de los jóvenes universitarios españoles tomaban medicamentos para paliar la ansiedad o los síntomas depresivos que sufrían

 Por Onda Cero The Conversation – Edwin Fernández Cruz

/ Foto Onda Cero

En los últimos años ha aumentado la visibilidad de los trastornos mentales como la ansiedad o la depresión en los medios de comunicación. Por ejemplo, un informe publicado en 2023 reveló que un 17 % de los jóvenes universitarios españoles tomaban medicamentos para paliar la ansiedad o los síntomas depresivos que sufrían.

Está claro que el miedo, la incertidumbre y la saturación provocada en los centros de salud y hospitales por la pandemia del covid-19 causó estragos. En estos casos, se identifica claramente la causa que puede desencadenarlo. Pero ¿y si le dijese que la alimentación también puede tener relación con el aumento estas patologías?

UN ARSENAL DE PRUEBAS

A raíz del surgimiento de movimientos como el realfooding o las dietas basadas en vegetales (veganismo, flexitarianismo, etc.), la reputación de los productos ultraprocesados ha caído en picado. Y uno de los últimos argumentos para reducir su consumo son las numerosas evidencias que sugieren una conexión entre su ingesta excesiva y la aparición de problemas mentales.

Esta es, por ejemplo, la conclusión de una revisión reciente de investigaciones, que vinculó el consumo elevado de esos alimentos y el riesgo de padecer síntomas relacionados con trastornos depresivos o de ansiedad, aunque aún no se sabe a ciencia cierta por qué ocurre.

Las pruebas son abrumadoras. Si examinamos los análisis uno por uno nos llamará la atención, por ejemplo, un trabajo realizado en Corea del Sur que revelaba una probabilidad 1,4 veces mayor de padecer depresión si mediaba una dieta generosa en ultraprocesados, con mayores efectos entre las mujeres.

Otra investigación llevada a cabo en Estados Unidos arrojaba datos similares: la población que realizaba menos ejercicio y comía habitualmente este tipo de productos también era más propensa a desarrollar ese trastorno.

Los resultados del estudio SUN Project, que examinaba los efectos en jóvenes universitarios del ámbito mediterráneo, fueron incluso más preocupantes, dada la edad de los participantes. Y, por último, el seguimiento a personas sin síntomas depresivos previos durante más de cinco años en Francia vinculó un incremento en su aparición al consumo de bebidas, salsas y productos con grasas añadidas. De hecho, las bebidas con edulcorantes artificiales parecen estar relacionadas con un posible desencadenamiento de la depresión.

LA MICROBIOTA ENTRA EN ESCENA

La dieta, la actividad física, la edad y el género son factores a tener en cuenta, pero muchos trabajos han puesto de manifiesto el papel protagonista de la microbiota intestinal en esta conexión.

Los microorganismos que habitan nuestro sistema digestivo se distribuyen en filos, que a su vez se componen de diversos géneros. Los filos más abundantes son Firmicutes y Bacteroidetes, pero hay otros importantes como Actinobacterias, Fusobacterias, Proteobacterias y Verrucomicrobia. Dentro de los numerosos géneros, el más conocido es el Bifidobacterium.

Pues bien, se ha comprobado tanto en estudios con animales como en humanos que el número de bacterias Firmicutes disminuye en los cuadros de ansiedad, mientras que prolifera la población de Bacteridetes y Fusobacterias. En el contexto de la depresión, Prevotella, Klebsiella y Clostridium son los géneros más asociados con la microbiota intestinal.

Idealmente, la microbiota debería disfrutar de una proporción equilibrada de filos y géneros, lo que se conoce como eubiosis. Cuando se rompe la armonía, aparece el efecto contrario: la disbiosis, relacionada no solo con la depresión o la ansiedad, sino con un buen número de patologías crónicas. Por ejemplo, géneros que pueden considerarse como proinflamatorios se encuentran en mayor medida en individuos con estados depresivos o ansiosos.

Además, el 90 % de la serotonina del organismo es generada por la microbiota, circunstancia que juega un papel importante en la regulación del denominado eje intestino-cerebro.

DIETA SALUDABLE PARA RECUPERAR LA ARMONÍA BACTERIANA

Si queremos revertir la disbiosis, una de las opciones es recurrir a los probióticos, aunque cambiar los hábitos alimenticios parece arrojar mejores resultados. Esto se debe a que la microbiota obtiene gran parte de su energía a través de la dieta, por lo que una modificación en la ingesta tiene un efecto directo en la proporción de filos y géneros.

En este sentido, patrones dietéticos occidentalizados –caracterizados por la abundancia de alimentos de origen animal, el abuso de ultraprocesados y las técnicas culinarias poco saludables– se asocian a unos niveles mayores de ansiedad y depresión, en contraposición con dietas como la mediterránea, la nórdica o la japonesa.

Una ingesta elevada de ácidos grasos poliinsaturados procedentes del pescado, las frutas, las verduras, los cereales integrales y los alimentos fermentados podría favorecer un estado de eubiosis.

Aunque la ansiedad y la depresión tengan múltiples causas, está claro que el consumo frecuente de alimentos ultraprocesados podría incrementar el riesgo de padecerlos o empeorar sus síntomas, publicó The Conversation, replicado por Onda Cero.

Salud

Contacto con personas y animales mejora nuestra salud física y mental

El análisis de más de 200 estudios en casi 13.000 individuos señala que los abrazos, las caricias y los masajes pueden reducir el dolor, la depresión y la ansiedad en adultos y niños

Contacto con personas y animales mejora nuestra salud

Por Sinc

Foto Pixabay

El tacto, el sentido que nos mantiene en constante contacto con la realidad, es el primero que se desarrolla en los recién nacidos. Investigaciones anteriores ya estudiaron cómo la forma más directa en que interactuamos con el mundo es positiva para la salud física y mental, aunque no tuvieron en cuenta la influencia de otras variables, como los tipos de contacto o quién lo aplica.

Hoy, la revista Nature Human Behaviour publica una revisión sistemática y un metaanálisis de un total de 212 estudios, en los que participaron 12.966 personas, para explorar las ventajas que suponen las caricias.

Los autores, liderados por Julian Packheiser, neurocientífico de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania), hallaron pruebas sólidas de beneficios para la salud en adultos que practicaban el contacto físico con otros seres humanos u objetos –incluidos robots o almohadas para abrazar–.

“Nuestro estudio es importante porque las intervenciones táctiles pueden ser una herramienta muy poderosa para mejorar el bienestar de la población general”, explica a SINC Packheiser. “Sin embargo, necesitamos saber cuáles son los factores moderadores que influyen en su eficacia”.

EL PODER DE UN ABRAZO

Los autores encontraron los mismos beneficios para la salud física y solo ligeramente inferiores para la salud mental cuando los humanos tocaban a otros humanos en lugar de a un objeto, publicó Verónica Fuentes en un artículo en Sinc.

“Esto es muy importante para las personas que no tienen contacto con otros, por soledad o enfermedad”, afirma Packheiser. “Esto fue así para todos durante la pandemia, por lo que este resultado puede ser de especial importancia para el futuro”.

La frecuencia de las caricias también parece tener importancia, ya que las intervenciones más frecuentes tuvieron efectos más beneficiosos. De la misma forma, fueron eficaces para mejorar la salud mental tanto de poblaciones clínicas y sanas por igual.

Asimismo, la eficacia de las caricias fue relativamente la misma en todas las culturas analizadas, grupos de edad y sexos.

Sin embargo, no hubo diferencias en función del tipo de contacto (como masajes o abrazos). “Los masajes, abrazos o caricias parecían ser igual de eficaces. La duración de la caricia tampoco era importante, pero sí la frecuencia de la intervención. Así que recibir un masaje a menudo es mejor, pero no tiene por qué durar mucho tiempo”, añade.

“Las personas que acudían a un masajista mejoraban tanto como las que recibían caricias de un amigo o de su pareja”, expone. “No obstante, en los recién nacidos la situación era distinta, ya que los bebés mejoraban más cuando eran sus padres los que les tocaban que cuando lo hacía una enfermera”.

EL CONTACTO BENEFICIA SOLO SI ES CONSENTIDO

Los autores también observaron efectos más potentes cuando se tocaba la cabeza (por ejemplo, la cara o el cuero cabelludo) en comparación con otras partes del cuerpo, como el torso, y que el tacto unidireccional era más beneficioso que el bidireccional.

El consentimiento es imprescindible para mejorar los síntomas de dolor, ansiedad y depresión en humanos. Si existe y hay deseo de contacto, solo podemos aconsejar que las interacciones táctiles se incorporen más a los contextos terapéuticos.

Es importante señalar que el tacto en estos estudios siempre fue consentido. “El consentimiento es imprescindible para mejorar los síntomas de dolor, ansiedad y depresión en humanos. Si existe y hay deseo de contacto, solo podemos aconsejar que interacciones como abrazos o masajes, se incorporen más a los contextos terapéuticos para aliviar estos sentimientos”, continúa Packheiser.

“Podría ser una acción complementaria a las terapias existentes en, por ejemplo, síndromes de dolor o trastornos depresivos: dar a las personas, por ejemplo, una manta con peso o un robot social, o buscar más contacto en su entorno”, sugiere. “Esperamos que nuestro estudio repercuta a largo plazo en los responsables políticos, que podrían aplicar medidas de este tipo”.

PRÓXIMAS INVESTIGACIONES

Los autores sugieren que los trabajos futuros deberían explorar la eficacia de diferentes intervenciones táctiles en ensayos controlados de gran tamaño para garantizar la solidez de estos resultados.

Además, podrían examinar si las interacciones táctiles son igual de eficaces en diferentes culturas, ya que la mayoría de los estudios actuales proceden de culturas de países de ingresos medios y altos.

“Adoptamos un enfoque tan global que a menudo faltan detalles. Aunque sabemos que, por ejemplo, la salud mental no mejoró tanto con el contacto robótico como con el humano, no pudimos comprender por qué”, puntualiza Packheiser. “Los mecanismos que subyacen a estos hallazgos siguen sin entenderse bien”.

Continue Reading

Salud

Cultivan un pequeño hígado en un paciente

«En una primicia médica, ya hemos dosificado a nuestro primer paciente en un ensayo clínico utilizando sus propios ganglios linfáticos como biorreactores vivos para regenerar un órgano ectópico», declaró el doctor Michael Hufford, director general de LyGenesis

Por LG – Ética Prensa

Foto LyGenesis

LyGenesis, una empresa biotecnológica en fase clínica que desarrolla terapias celulares para grandes necesidades médicas no cubiertas, ha anunciado recientemente que se ha administrado la dosis al primer paciente en su ensayo clínico de fase dos que evalúa su primera terapia celular regenerativa alogénica de su clase trasplantada a los ganglios linfáticos de los pacientes como posible tratamiento de la enfermedad hepática terminal (ESLD).

«En una primicia médica, ya hemos dosificado a nuestro primer paciente en un ensayo clínico utilizando sus propios ganglios linfáticos como biorreactores vivos para regenerar un órgano ectópico», declaró el doctor Michael Hufford, cofundador y director general de LyGenesis.

Esta terapia “será potencialmente un hito notable de la medicina regenerativa al ayudar a los pacientes con ESLD a cultivar nuevos hígados ectópicos funcionales en su propio cuerpo. Si nuestro estudio tiene éxito y obtenemos la aprobación de la FDA, nuestra terapia celular alogénica podría permitir que un hígado donado tratara a muchas docenas de pacientes con ESLD, lo que podría ayudar a inclinar el actual desequilibrio entre la oferta y la demanda de órganos a favor de los pacientes», sostuvo.

Por su parte, el doctor Richard Marshall, consejero delegado de Juvenescence, inversor en LyGenesis, consideró que este ensayo clínico anuncia algo más que un hito importante en el estudio de la medicina traslacional del laboratorio al lecho.

 “Es un excelente ejemplo de los esfuerzos de investigación en curso de LyGenesis para traducir descubrimientos científicos innovadores de vanguardia, como el uso de los ganglios linfáticos como biorreactor para cultivar órganos ectópicos funcionales, en una realidad clínica para los pacientes que padecen enfermedades potencialmente mortales. La plataforma de terapias celulares regenerativas de LyGenesis se extiende más allá de la ESLD a la diabetes de tipo 1, la enfermedad renal y el envejecimiento», explicó en una publicación especializada.

Justin Briggs, socio operativo de Prime Movers Lab, otro inversor en LyGenesis, opinó que la plataforma de terapia celular de LyGenesis representa una oportunidad comercial potencial realmente notable.

“Y puede ser transformadora para los pacientes con insuficiencia hepática crónica que no tienen acceso a un hígado de donante. El uso de una ecografía endoscópica como vía de administración de la terapia celular de bajo riesgo y coste es otra forma en que esta tecnología pionera podría proporcionar a los pacientes acceso a terapias que salvan vidas y abordar complejos retos médicos dando un vuelco a la medicina de los trasplantes», añadió.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor DeepL.com

Continue Reading

Salud

Estar mucho tiempo sentado provoca problemas de salud y resta años de vida: cuántas horas son riesgosas

Un estudio reveló que estar más de 11 horas al día sentado aumenta el riesgo de muerte en un 57%

Por Ámbito

Foto Ámbito

El sedentarismo se ha vuelto algo cada vez más común a lo largo de los años. Las computadoras del trabajo, combinadas a los dispositivos móviles provocaron que las personas pasen mucho tiempo sentadas, lo que puede generar problemas de salud.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California reveló que permanecer mucho tiempo sentado resta años de vida y explicaron qué sucede si se le suma ejercicio a la rutina de una persona que suele estar sentada durante varias horas.

En primer lugar, el estudio reveló que estar más de 11 horas al día sentado aumenta el riesgo de muerte en un 57%. Lo cierto, es que un estilo de vida sedentario, sumado a una rutina laboral en oficina, puede desencadenar en problemas de salud crónicos, tales como enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, osteoporosis y ciertos tipos de cáncer.

Además, el estudio indicó que las mujeres son más propensas a sufrir las consecuencias de permanecer mucho tiempo sentadas, ya que las investigaciones evidenciaron una correlación entre el sedentarismo y un aumento en el riesgo de mortalidad.

Incluso, para la investigación, analizaron a un total de 5.856 mujeres de entre 63 y 99 años. El mismo consistió en colocarles un monitor de actividad en la cadera durante siete días y, luego de hacerles seguimiento durante una década, constataron la muerte de 1.733 de las participantes.

Según el análisis, las mujeres que permanecían sentadas más de 11.7 horas diarias, presentaban un incremento del 30% en el riesgo de mortalidad.

QUÉ PASA SI SE REALIZA EJERCICIO

Con respecto al ejercicio, los investigadores vieron que agregarlo a la rutina no anula los riesgos para la salud de estar mucho tiempo sentado. Por el contrario, el riesgo de muerte prematura seguía existiendo con mayores cantidades de ejercicio de moderado a vigoroso.

De todas formas, otros estudios indicaron que caminar entre 9.000 y 10.500 pasos cada día reduce el riesgo de muerte prematura, incluso en aquellos que permanecen mucho tiempo sentado. Los científicos identificaron que cuantos más pasos daban las personas, menor era su riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

LAS RECOMENDACIONES

Daniel Bailey, profesor titular de ciencias del deporte, la salud y el ejercicio, Universidad Brunel de Londres, hizo referencia a aquellos estudios que aseguran que permanecer sentado durante más de 30 minutos puede aumentar el azúcar en sangre y la presión arterial y sostuvo que una solución para evitarlo sería tener un escritorio elevado que permita trabajar de pie por momentos o levantarse y caminar.

Con respecto al tiempo frente al televisor y dispositivos tecnológicos, el especialista también recomendó ponerse de pie durante las pausas de los anuncios publicitarios.

Continue Reading

Lo más visto